Top Bar Left

Corre que te pillo: Juegos y juguetes

Corre que te pillo: Juegos y juguetes
Pilar Posada S.
Paula Ortiz
En este libro se han reunido 27 juegos y juguetes que existen desde hace mucho tiempo. ¡Algunos desde hace siglos! Todos se conocen y juegan en Latinoamérica y Colombia y también en muchos países del mundo. ¡Este es un libro para jugar y disfrutar!

Otros libros destacados

Otros libros destacados

Cronicas de la torre 3

Colección Gran Angular
Álvaro García Hernández
2016

De otro color

Libros ilustrados
Menena Cottin
Altamente Recomendado Fundalectura 2016
2015

Cronicas de la torre 3

Libros para jóvenes
Maggie Stiefvater
2015

Boletín de noticias

Boletín de noticias
Suscribirse al boletín
y entérese de nuestras últimas novedades
Resultados de búsqueda
Palabra: Mascotas
Adiós, Oscurita

Oscurita ha desaparecido sin dejar rastro. Rafaela está muy confundida y triste, pero pronto encuentra una manera de entender y aceptar la pérdida: escribir. La escritura le da la oportunidad de darle forma a sus sentimientos y a sus pensamientos. En medio de ese proceso, un personaje misterioso se aparece y la acompaña a reflexionar sobre el valor de la vida, sobre la amistad y sobre la muerte.

Ceiba

Iara vive en la selva con su padre, su madre y sus dos hermanos. Ocasionalmente la visita su primo Alan que tiene diez años. Los primos apoyan a sus familias vendiendo piñas en un barco. La rutina cambia cuando Lima, la perrita de Iara, se pierde y no vuelve a casa. La niña se desespera y arrastra al primo en la búsqueda. Descubrirán, entonces, una nueva realidad en la selva.

9 gatitos duermen

Una imagen tierna es la de nueve gatitos, recién nacidos, durmiendo. El niño lector siente el equilibrio que proporcionan la simetría y la dulzura. ¿Pero, ¿qué pasa si uno se despierta? ¿Y si otro también abre sus ojos? ¿Y si finalmente todos se despiertan? ¡Nueve gatitos despiertos podrían organizar una revolución! Afortunadamente está mamá gata que sabiamente todo lo ordena.

Gato de mercado

Como todo en el mundo, hay gatos ricos y otros pobres. Los primeros son cuidados por sus amos, tienen nombre y no salen de sus casas. Los segundos andan de tejado en tejado, comen sobrados y tienen mil nombres. Pero este gato es particular con su franja negra de pilluelo que le cruza los ojos y su elegancia al andar en una plaza de mercado. Un álbum con misterio y encanto.